lunes, 8 de noviembre de 2010




Una plancha de 10 estampillas con el rostro de la actriz Audrey Hepburn que nunca circularon se subastó el sábado por 430.000 euros (606.000 dólares) en un remate de beneficencia en Berlín que destinará dos tercios del dinero a educar a niños pobres en el Africa subsahariana.
Las estampillas, en perfecto estado, son parte de una serie que el servicio postal alemán imprimió en 2001, sin haber obtenido antes la autorización de la familia de la actriz. Sean Ferrer, el hijo de la estrella de 50 años y presidente del Fondo para la Infancia Audrey Hepburn, se negó a darla, porque dijo que la imagen había sido alterada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.