domingo, 4 de diciembre de 2011





Filatelia

...Y una divertida manera de aumentar conocimientos históricos y geográficos

Leslie Polanco

La filatelia es la práctica de coleccionar y clasificar sellos, sobres y demás documentos postales. También, se le llama así al estudio de la historia postal. Este es un hobby que ha sido parte de grandes historiadores de fama mundial, así como los aventureros amantes de viajar. En los sellos queda representada la historia de los países, mediante figuras de personajes icónicos, monumentos, pinturas, etc. ¿Le ves el aire romántico? ¿O te llama más la atención saber que puedes tener un viaje por el mundo dentro de tu gaveta?

Historia de los sellos postales
Todo comenzó en París, en el año 1653. El conde de Villayer impuso la venta de unos sobres iguales para correspondencia; sin embargo, esto duró poco. Fue en el siglo XIX cuando la idea resurge por un maestro inglés, quien propone al gobierno un plan de pago previo del transporte postal mediante sellos o estampillas. Un año después ya hay noticias del primer coleccionista, cuya afición fue origen de burlas.

Influencias y ventajas del coleccionismo
Esta es una manera de aumentar tus conocimientos históricos, geográficos y en otras áreas, sin necesidad de largas horas de estudio. Las imágenes plasmadas en los sellos postales cuentan la historia de las naciones. De hecho, por su capacidad pedagógica, la filatelia fue introducida en las escuelas británicas como deporte y cultura en una reglamentación del 1855.

Valor
Los sellos aumentan su valor, según qué tan única sea la pieza; por ejemplo, cuando disminuye el número de ejemplares de cada emisión. El incremento de su valor puede llegar a multiplicarse por mil y hasta dos mil veces sobre su precio original.

Iniciar una colección
De algo podemos estar seguros: unas décadas atrás hubiera sido mucho más fácil recopilar una buena cantidad de sellos postales, pero con la era virtual y los correos electrónicos, ya son pocos los que siguen la romántica práctica de comunicarse por cartas. De todos modos, puedes buscar en viejos cajones de correspondencia guardada. Todo lo que encuentres será útil. Cada vez que viajes no olvides buscarlos; puedes encargar a todos tus amigos para que aporten a tu colección. Tu álbum pronto se verá cargadito… Si te animas, puedes integrarte a las sociedades de filatelia que se encuentran en Internet, donde podrás intercambiar piezas y conocer a otros apasionados de la práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.